¿Qué celebramos el 12 de octubre?


Samuel Leonardo Hurtado Camargo

De Día de la Raza a Día de la Resistencia Indígena

Fuente: Tito Salas. "Muerte de Guaicaipuro" (detalle). Casa Natal del Libertador

Por decreto presidencial Nº 2.028 del 10 de Octubre del 2002 se estableció  “conmemorar el 12 de Octubre de cada año como el Día de la Resistencia Indígena destinado a reconocer  nuestra autoafirmación americanista por la unidad y diversidad  cultural y humana” en el que se busca “reivindicar tanto los pueblos indígenas de América como los aportes de los pueblos y las culturas africanas, asiáticas y europeas en la conformación de nuestra nacionalidad, en el espíritu del dialogo de civilizaciones, la paz y la justicia”. Desde aquel momento la fecha que conmemoraba la llegada del navegante Cristóbal Colón a territorio americano como Día de la Raza, o Día del Descubrimiento o Día del Encuentro de Dos Mundos es celebrado bajo una nueva lectura: la reivindicación de los pueblos del mundo con especial énfasis en las comunidades indígenas, pobladores originarios de la Abya Yala, que durante décadas habían sido invisibilizadas  del proceso histórico venezolano y latinoamericano.

No obstante, y conforme a las discusiones suscitadas ya en 1992,  Cristóbal Colón deja de ser visto como un gran navegante y pasa a ser considerado como el culpable de que se iniciara  el genocidio  de las poblaciones nativas  llevadas a cabo por los conquistadores españoles y portugueses. Por lo tanto está presente una historia manipulada que nos conduce directamente a una visión parcializada de los hechos, y por consiguiente, nos lleva a ser ignorantes de nuestro proceso histórico.

Claro está, existen numerosas polémicas e interrogantes  con respecto a Cristóbal Colón y sus viajes. Para algunos sus travesías a las Américas representan una gran epopeya  que estuvo inspirada en el espíritu divino, que era un “marino aficionado”, un gran hombre  “cuya vida es un modelo de dignidad y de grandeza de ánimo frente a las adversidad, o bien, empujado al abismo del crimen […]; o, sencillamente , mezquino, vanidoso, ególatra, avaro y falto de honradez”  y como dice Marcelo Gaya y Delrue (1957), al referirse a los trabajos  históricos sobre Cristóbal Colón, a éste  “se le toma, se le maltrae, se le repele, se le revuelca, se le machaca, se le desarticula, se le hace pedazos, se le analiza su idioma, su cerebro, su carácter, sus acciones, sus actos […]. Cada autor defiende su tesis  con tal lujo de detalles, de manera tan convincente, tan probatoria y persuasiva que al leer la primera obra uno sale seguro de poseer la verdad; después de la segunda, se queda perplejo…¡con el tercer libro, ya no sabe en que creer y no nos atrevemos a abrir el cuarto por temor a que surja, y para siempre, un exasperante punto de interrogación”.

Considerar genocida a Cristóbal Colón  es “un retroceso histórico”, ya que la Colonización y Conquista  de los territorios americanos no cobró fuerza, sino, después de la muerte del Almirante. Sus viajes, como señala el historiador Manuel Beroes Pérez, abrieron “el proceso de formación de nuestras sociedades  latinoamericanas y caribeñas, y, gústenos o no, cuando hablamos de nuestras raíces  debemos junto a la indígena y a la africana  considerar la hispana y hacerlo en su verdadera dimensión  registrando tanto lo positivo como lo negativo.

Que ese proceso desarrollado a partir de los viajes colombinos se caracterizó en alto grado de violencia, la explotación y la exclusión  humana y la expoliación de los recursos naturales americanos en beneficio de los europeos, es también, algo indiscutible, innegable, no minimisible e irreversible. Pero […] encuadra absolutamente  en los parámetros más permanentes del devenir histórico de la humanidad desde su origen”. Por lo tanto, como afirma Beatriz Fernández Herrero (1994): “para analizar sus actos, lo importante es abandonar los criterios y perjuicios de nuestra época y tratar de adoptar las circunstancias de su propio tiempo. Así podrá verse que ni todo fue  leyenda negra ni, por el contrario, leyenda de rosa, sino, que simplemente actuaban de acuerdo  con su contexto histórico”. Además, afirmar que los indígenas era “gente feliz e inocente”  que no había conocido la explotación, la violencia y expoliación, es otro error histórico, pues, antes de 1492, los imperios Aztecas e Incas se habían forjado y mantenido a partir de estos elementos; “y justamente  por ello, procurando librarse de esa dominación, muchos pueblos aborígenes  hicieron alianzas con los españoles en contra de dichos imperios”.

 Venezuela y su legado indígena

Representantes de los pueblos Kurripaco, Wojthuja y Jivi, en una reunión en el Congreso Nacional en 1999. (Fotografía: Emilio Guzmán)

Hoy día, a pesar de las distintas lecturas que puedan hacérsele al proceso histórico iniciado en 1492, es indiscutible la trascendencia del 12 de octubre. Una fecha que nos invita a reflexionar sobre el actuar y proceder de las sociedades en el tiempo, muchas veces en detrimento de los misma humanidad, pero también cómo a la par de esas coyunturas, se generan formas de resistencia, legitimación y unión de los pueblos como bien sucedió con las comunidades indígenas de toda las Américas, reducidas a prácticamente un 10% de su población original,  pero que través de distintas maneras han logrado permanecer hasta la actualidad. Esa permanencia no solo se evidencia en la presencia directa de distintos grupos indígenas, sino también en la influencia de éstos en la cultura latinoamericana.

Indígena Garifuna de Honduras. Fuente: Fotografía Ronny Velazquez. Fuente: Memoria de la Resistencia. Caracas: Ministerio del Poder Popular para la Cultura, 2009, p. 37.

En el caso venezolano, por ejemplo, podemos identificar 33 comunidades indígenas repartidas por todo el territorio nacional, estructuradas etnolingüísticamente en 4 familias o grupos y una conformada por comunidades de idiomas independientes. Así, tenemos:

1.-Familia Araw: integrada por 9 comunidades como lo son: los Añú y Wayúu, en el estado Zulia;  Aruaco, situados en el estado Bolívar; Baniwa, Kurripaco, Piapoko, Warekena, Baré y Yavitero localizados en el estado Amazonas.

2.-Familia Karibe: conformada por 8 comunidades: los Akawayo y Pemón en el estado Bolívar; Yawarana en Amazonas; Yukpa en el estado Zulia;  E`Ñepá y Ye´kuana  ubicados en los actuales estados Amazonas y Bolívar; los Kari´ña en Anzoátegui y Bolívar; y los Mapoyo en Bolívar y Apure.

3.-Familia Tupí-Guaraní: constituida únicamente por la comunidad de los Ñenatú localizados al sur del estado Amazonas.

4.-Familia Chibcha: integrada por los Barí habitantes del sureste del estado Zulia.

5.-Familia de Idiomas Independientes: conformada por 14 comunidades: los Japreria del estado Zulia; Jivi del estado Apure y Amazonas; Jodi, Sánema y Piaroa del estado Bolívar y Amazonas; Kuiva y Pumé del estado Apure; Puinave, Yanomami y Sáliva del estado Amazonas; Sapé y Uruak del estado Bolívar; Timote del estado Mérida; y  Warao del estado Delta Amacuro.

Además de la existencia de dichas comunidades, constituye un aporte significativo para la historia de la alimentación de la humanidad los cultivos del maíz, la yuca, y papas, plantas originarias de América, domesticadas ante de la llegada de los españoles por los diversos grupos étnicos. Del maíz, refiere Miguel Acosta Saignes quedaron hábitos alimenticios fundamentales como la arepa, la hallaquita, la harina de maíz tostado, a los que se le suma una variedad de vegetales alimenticios como el ocumo, el mapuey, la batata, el onoto y el ají, de amplios usos en la cocina venezolana, así como también, las técnicas constructivas en el que prevalece el conocimiento de una infinidad de plantas utilizados como materias primas para la construcción de viviendas, canoas y múltiples plantas con fines medicinales.

Del mismo modo, la influencia indígena está presente también en la toponimia de nuestro país en la que algunos nombres de pueblos y ciudades responden a comunidades indígenas. Sirva como ejemplo el nombre de Barinas, cuyo origen proviene de los Varyná. Así mismo, nos encontramos con que una gran diversidad de animales posee nombres de origen indígena como el paují, arrendajo, turupial, carrao, guacamaya, zamuro, nigua, araguato, báquiro, caimán, cocuyo, cunaguaro, entre otros.

Sin duda, la lista es larga, y difícil de terminar en estar estas líneas, lo importante, ha dicho el  investigador Miguel Acosta Saignes (1955), es “entender cómo se fusionan a cada paso, en cada hora de la Historia, elementos de varia procedencia, para dar las fisonomías nacionales. La nuestra será cada vez más profunda, si incorporamos a sabiendas lo procedente de otras tierras, sobre el substratum histórico fundamental que nos legó la Colonia. Así, Venezuela será, cada vez más Venezuela”

 

Anuncios

Acerca de proyectodelaluzsh / Samuel Hurtado

Licenciado en Historia Cum Laude por la Universidad de Los Andes (2007) y Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural por la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (2009). Ganador de Concurso Nacional Historia de Barrio Adentro capítulo Barinas con el trabajo: La Juventud, un periódico obispeño a fines del siglo XIX. Ganador del Concurso Juvenil “Conoce y Evalúa tú Patrimonio Inmaterial” convocado por La Unión Latina y La Unesco, capítulo Venezuela (2010) con la investigación: Las Panelas de La Luz: dulce tradición del llano barinés. Autor de Carlos Colmenares y el arte de esculpir: catálogo de sus obras y fuentes para su estudio publicado en el año 2008. Ha publicado en revistas nacionales e internacionales. Actualmente cursa la Maestría en Historia de Venezuela por la Universidad de Los Andes-Mérida y se desempeña como Jefe de la Unidad de Patrimonio Cultural de la Coordinación de Cultura de la Secretaría Ejecutiva del Poder Popular para la Cultura, Turismo y Deportes de la Alcaldía Bolivariana Socialista de Barinas.
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s