Un tricolor que bendice a la patria


A 204 años de la izada de la bandera propuesta por Francisco Miranda en suelo venezolano.

Samuel Leonardo Hurtado Camargo
Departamento de Patrimonio del IAMCYPA

¡Amarillo, azul y rojo, colores de nuestra bandera!. Así suele escucharse en las voces de los niños, jóvenes, adolescentes y no tan jóvenes al hacer referencia a la Bandera Nacional. Un tricolor que reivindica la lucha por la gesta emancipadora y los sueños de integración latinoamericana.

Los orígenes de la bandera tricolor se remontan al año de 1806, cuando el Precursor de la Independencia Generalísimo Sebastián Francisco de Miranda, la iza el 12 de marzo, en el buque-insignia Leander, en Jacmel (Haití), fecha a la cual por mucho tiempo se le consideradó como el Día de la Bandera. Sin embargo, no es sino hasta el 3 de agosto del citado año cuando al poner pie en tierra venezolana, en la Vela de Coro al mando de su Expedición Libertadora que Miranda despliega el pabellón tricolor, siendo enarbolado posteriormente en algunos lugares de la ciudad como en la torre de la Catedral.

Bandera Nacional. Foto postal años 20. Colección: Ernesto Leon.

Bandera Nacional. Foto postal años 20. Colección: Ernesto Leon.

Como lo señala el historiador Francisco Alejandro Vargas, al reembarcarse a mediados de agosto, Miranda se llevó su bandera, la “Bandera Madre”, que vino a ser asumida un lustro después, en 1811 al declararse la Independencia, precisamente el 9 de julio. Sus colores eran amarillo, azul y rojo, en franjas desiguales, más ancha la primera que la segunda, y ésta más que la tercera. Esta, como sostiene Vargas, fue izada oficialmente el domingo 14 de julio de 1811 en el Cuartel San Carlos de Caracas y luego tremolada en la Plaza Mayor (hoy Plaza Bolívar), día solemne de la ceremonia del Juramento de la Independencia, siendo los abanderados, los jóvenes José María y Prudencio España, hijos del mártir de la conspiración preindependentista de 1797, José María España, que en 1799 había sido ejecutado por las autoridades españolas en la misma plaza.

Posteriormente, el 7 de mayo de 1817, en el Congreso de Cariaco se dispuso la colocación de las 7 estrellas, en representación simbólica de las 7 provincias que habían declarado la Independencia en 1811, adoptándose mediante decreto del 20 de noviembre de 1817, con la diferencia que en vez de 7 estrellas se agregó según acuerdo del Libertador, una más en representación de la recién libertada provincia de Guayana.

En el transcurso del tiempo, la “Bandera Madre” recibirá constantes cambios, conservando sus colores originales y sus franjas horizontales iguales, tal como se había estipulado el 20 de abril de 1836. Diferenciándose así de las Banderas de las hermanas repúblicas de Nueva Granada (hoy Colombia) y Ecuador, cuyos colores también son amarillo, azul y rojo, pero  con la lista amarilla más ancha que las 2.

200 años después, ocho estrellas surcan la franja azul del tricolor patrio. 200 años después, El 21 de agosto de 2006, el consejo de ministros aprueba  el decreto mediante el cual se establece  que el Día de la Bandera será el 3 de agosto en sustitución del 12 de marzo como se conmemoraba hasta ese momento, en justicia para el Generalísimo Francisco de Miranda y los mártires que llegaron hace 204 años al Puerto de La Vela de Coro, Falcón, para izar por primera vez el tricolor nacional.

Hoy, a 206 años de la izada de la bandera, el pueblo venezolano bendice con sus manos a nuestro  Padre Libertador, al zurcir el pabellón patrio que actualmente posee el sarcófago en donde reposan los restos de nuestro Simón Bolívar.  Bandera, que como bien lo ha dicho nuestro Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, es expresión genuina del sentimiento colectivo, de la conciencia colectiva del Bolivarianismo, cimiento de nuestra identidad, de nuestra dignidad y de nuestra decisión de luchar hasta vencer: hasta conquistar nuestra Independencia definitiva.

Anuncios

Acerca de proyectodelaluzsh / Samuel Hurtado

Licenciado en Historia Cum Laude por la Universidad de Los Andes (2007) y Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural por la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (2009). Ganador de Concurso Nacional Historia de Barrio Adentro capítulo Barinas con el trabajo: La Juventud, un periódico obispeño a fines del siglo XIX. Ganador del Concurso Juvenil “Conoce y Evalúa tú Patrimonio Inmaterial” convocado por La Unión Latina y La Unesco, capítulo Venezuela (2010) con la investigación: Las Panelas de La Luz: dulce tradición del llano barinés. Autor de Carlos Colmenares y el arte de esculpir: catálogo de sus obras y fuentes para su estudio publicado en el año 2008. Ha publicado en revistas nacionales e internacionales. Actualmente cursa la Maestría en Historia de Venezuela por la Universidad de Los Andes-Mérida y se desempeña como Jefe de la Unidad de Patrimonio Cultural de la Coordinación de Cultura de la Secretaría Ejecutiva del Poder Popular para la Cultura, Turismo y Deportes de la Alcaldía Bolivariana Socialista de Barinas.
Esta entrada fue publicada en Barinas-Historia, Departamento de Patrimonio, Samuel L. Hurtado C.. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un tricolor que bendice a la patria

  1. Jesus Ramon Lozano F. dijo:

    El homenaje que se le hace a nuestra bandera, enaltece y eleva nuestra soberanía y amor por la Patria…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s