A Vuelo de Pájaro: hagamos memoria


Samuel Leonardo Hurtado Camargo

hurtadosamuel@gmail.com

A pocos minutos de levantarme, luego de unas horas de dolor de cabeza producto de casi tres días continuos de estar frente de la PC adjuntando a la página web de nuestro departamento (http://patrimonioiamcypa.wordpress.com) el catalogo de la colección de litografías del Museo de Arte Colonial y Costumbrista “San Francisco de Asís” de la ciudad de Barinas, no dejo de sorprenderme de las noticias publicadas en la prensa regional. Al contrario de lo que me imaginaba, pensé que hoy al celebrarse el Día Nacional del Periodista, en honor a la aparición en 1818 del primer ejemplar del Correo del Orinoco, vocero de la gesta independentista, encontraríamos en las hojas o ediciones digitales de los rotativos barineses algunas referencias sobre el oficio del periodismo en la región llanera, no solo del hoy, sino del ayer. Pero no, no fue así.

Todo parece indicar -si leemos la prensa- que el periodismo nació, en lo que conocemos en la actualidad como estado Barinas hace unas dos o tres décadas atrás. Tanto en el periódico De Frente como en La Prensa, por solo citar dos de los ejemplares de mayor circulación, el “olvido” se constituye en el gran protagonista…En ambos prevalece una mirada “presentista”, donde el pasado, aquello que huele a “rancio” o “antiguo” no vale la pena recordar. Se olvida… se olvida de aquellos hombres y mujeres que en el siglo decimonónico se adentraron en la difícil tarea de informar, traspasando -como hemos dicho en diversas oportunidades- los límites de las comarcas, cuyos aportes son los ejemplos más claros del oficio conocido hoy como periodistas. Periódicos de 2 o 4 cuartillas, de notas o artículos muy “sustanciosos”, convirtiéndose en fuentes inagotables para la comprensión de nuestra historia, en los que se revela las formas de ser, pensar y actuar de quienes vivían en la mal llamada “provincia”.

Ese “vehículo del pensamiento” como bien lo ha dicho el José Antonio Torrealba Gutiérrez, al igual que el resto del territorio venezolano, estuvo signado durante el siglo XIX y mediados del XX por la presencia de un conjunto de rotativos, algunos de larga duración, otros, de existencia efímera, que ocuparon espacios muy particulares dentro de la vida social y política del momento, contribuyendo, sin duda, al intercambio de ideas y diálogos entre los ciudadanos. Permanencia que va depender fundamente del esfuerzo y lucha constante llevada a cabo por los fundadores de los impresos, quienes a la vez, actuaban como sus redactores. Tal es el caso del mismo Torrealba Gutiérrez y del Bachiller Ángel María Nieves, quienes movidos por el interés de informar, se convertirán, conjuntamente con otros jóvenes de la época, en los forjadores de un proyecto periodístico cuyos frutos estarían vigentes hasta las primeras décadas del pasado siglo XX.

Con el deseo de resarcir tal olvido y de contribuir al fortalecimiento de nuestra memoria, haré un pequeño recuento de la hoja de vida del Bachiller Ángel María Nieves y José Antonio Torrealba Gutiérrez, recordando y solicitando de antemano mis disculpas por alguna letra de más, productos de las secuelas de la migraña que aún me invade.

Raíces Obispeñas: La Juventud

El Bachiller Ángel María Nieves había nacido en Obispos el 19 de febrero de 1866, contaba con apenas 17 años de edad cuando con otros coterráneos de la mencionada población llanera deciden fundar el 26 de abril de 1883 un periódico manuscrito intitulado La Juventud, “periódico liberal, independiente y progresista”. Era entonces el más joven de los fundadores del periódico, y paradójicamente, fue quien con su dedicación y empeño logró alargar la vida del rotativo desde 1885 hasta 1889. Siempre fue claro en sus ideas y cuando en una oportunidad se quiso señalar que su padre tenía ingerencia en la redacción de La Juventud, él respondió, con cierto “aire” de molestia:

“Sépase. Que el redactor de este periódico tiene veinte y un años cumplidos, y por consiguiente es el ÚNICO responsable de sus actos. Hacemos esta ad¬vertencia porque no han faltado quienes, encontrándose aludidos en tal ó cual artículo ó suelto de La Juventud, quieran hacer a nuestro padre, soli¬darios con las ideas que emitimos, cuando ninguna ingerencia tiene en esta publicación”. Más adelante, reiteraba: “Somos los ÚNICOS que escribimos y respondemos de lo que aparezca sin firma en la sección editorial”.

La aclaratoria había aparecido en La Juventud, el 12 de octubre de 1887. Con ella, Nieves ponía en aviso a sus detractores y asumía sus responsabilidades como redactor del periódico. En ningún momento se vio obligado a cambiar su pensamiento, por el contrario, el periódico fue una ventana abierta sobre la cual estampó sus ideas acerca de la política del país y de las claves para su desarrollo. En varias oportunidades entró en la discusión pública con otros medios de la región, especialmente cuando se trataba de las propuestas para los candidatos a la Presidencia de la República y del Estado Zamora. Un ejemplo ilustrativo fue lo sucedido con el redactor de El Eco de Las Pampas de la ciudad de Barinas, Doctor Francisco Javier Machado, quien señalaba en un artículo publicado el 31 de marzo de 1887, que había sido una «sorpresa» el hecho de que fuera un periódico como La Juventud y no un órgano de las «mayorías zamoranas», tales como El Sur de Occidente, el que lanzara a la luz pública el candidato para la presidencia de la República para el bienio 1888-1890. Además, consideraba tal acción como una actividad innecesaria, pues, según él, correspondía al Presidente del Partido Liberal señalar al candidato… en una especie de: se toma y se acata. Quien hacía tales cuestionamientos, era nada más, y nada menos, que su amigo y profesor de bachillerato. Pero, no por ello dudaría en defender sus planteamientos.

El número 88 de La Juventud, fechado el primero de junio de 1887, parece estar dedicado completamente a la candidatura a la presidencia de la república del General Ovidio María Abreu. En la editorial del periódico Ángel María Nieves escribió:

«No nos arrepentimos ni nos arrepentiremos jamás de lo que hemos hecho; por el contrario cada día estamos más firmes en nuestros propósitos. Y es lógica esa satisfacción dada la circunstancia de haber procedido ingenua y espontáneamente é inspirados siempre en el bien de la patria y en las prácticas de la libertad.
Para el Gobierno liberal debe serle altamente satisfactorio ver que la prensa inicie esas cuestiones del mayor interés para Venezuela; pues sólo así po¬drá conseguirse una discusión franca y republicana, discusión que; dadas nuestras actuales instituciones, no hace otra cosa que influir en el ánimo de nuestros representantes, para que ellos, que es a quienes toca hacer la elección, escojan de su seno el ciudadano que sea digno y con suficientes aptitudes para ocupar el primer puesto de la nación»


Político y Periodista

Mientras fue redactor de La Juventud, Ángel María Nieves se ocuparía también de la Secretaría del Concejo Municipal del Distrito Obispos, a la cual había sido asignado en diciembre de 1885, y posteriormente de la Secretaría de la Jefatura Civil de mencionado Distrito, presidida por su amigo José Antonio Torrealba Gutiérrez, oficio que renunciaría en junio de 1889.

Posiblemente Ángel María Nieves se radicó en la ciudad de Barinas a me¬diados de 1890, ya que a finales del año anterior había sido electo Diputado Suplente de la Sección Zamora para la Legislatura del Estado homónimo. Ya para el mes de agosto de 1889 había fundado en compañía del General Fernando Balbuena un semanario llamado El Occidental. Aunque éste periódico circuló hasta fines de 1891, demostraba el interés de Nieves por continuar en los albores del periodismo. El Occidental había salido durante casi todas las semanas del año de su circulación, poseía un amplio cuerpo de noticias regionales, con especial hincapié en las relacionadas con la Villa de Obispos, recogiendo un importante número de noticias que otros periódicos de la época no lograron compilar.

Años más tarde, en 1900, Ángel María Nieves se desempeña como director y redactor de El Triunfo Liberal, un periódico político, de literatura, ciencias, artes, industrias, comercio, comunicado y anuncios, editado en Libertad de Barinas, y cuyo Administrador era el General Juan Bruno Delgado. Posteriormente, entre 1906 a 1909 se residencia en la ciudad de Guanare, hasta mediados del mencionado año, específicamente en octubre, fecha en la que el periódico La Unión Zamorana de Barinas, informaba que éste había sido nombrado Presidente de la Asamblea Constituyente del Estado que promulgaría el canon constitucional que serviría de sello al proceso de reintegración de los territorios de la antigua Provincia de Barinas, a su condición de Estado Soberano. En 1910 aparecía como colaborador del semanario El Renacimiento, un periódico barinés que había circulado durante ese año, y entre 1915 y 1933 colaboró igualmente en el periódico gomecista Patria y Unión, uno de los órganos informativos de más larga duración editados en la ciudad de Barinas en el siglo XX.

Como hemos visto Ángel María Nieves no se apartó de la actividad periodística, pero tampoco lo hizo con la política, en la que también tuvo destacado desempeño. Desde que en 1912 fue elegido Secretario General de Gobierno del Estado Zamora, ocupó éste importante cargo durante más nueve años. Lo que demostraba sus capacidades en la administración regional.

Nieves murió en la ciudad de Barinas el 20 de junio de 1956, a la edad de noventa años, dejando un importante legado en el periodismo barinés, el cual, en el transcurrir del tiempo ha sido olvidado.

También de la Villa

En lo que respecta a José Antonio Torrealba Gutiérrez, su hoja de vida tiene unos vacíos que hasta los momentos no hemos logrado llenar. Entre ellos su fecha de nacimiento, y su procedencia. Virgilio Tosta, ha señalado que posiblemente Torrealba Gutiérrez era descendiente de Pedro Torrealba Reguerón, quien instaló la primera imprenta en Obispos en el año de 1851. Sin embargo, no existen suficientes datos que nos permitan confirmar tal planteamiento.

Aunque José Antonio Torrealba Gutiérrez fue uno de los fundadores y promotores de La Juventud, permaneció por muy poco tiempo en la organización del periódico, participando como redactor entre los años de 1883 a 1885, y como administrador en el año de1887. Posiblemente sus responsabilidades en la Vice-Presidencia del Concejo Municipal del Distrito Obispos en 1886 lo obligaron a separarse del periódico. No obstante, en ese año Torrealba Gutiérrez será el promotor de otros impresos que circularán en la Villa de Obispos, y dirigirá Brisas del Llano, un periódico quincenal que apareció a principios del mes de febrero, distribuido en un pliego de dos páginas a un costo de un cuarto de real, y cuyo lema decía: paz, orden y pro¬greso. Periódico de efímera duración, pues sólo se conocerán siete números.

Para José Antonio Torrealba Gutiérrez la prensa tenía un papel fundamental e imprescindible en el desarrollo de los pueblos. Así lo puso de manifiesto en un escrito publicado en LA Juventud, el 23 de agosto de 1885, en el que señaló:

«…La prensa, vehículo de pensamiento, es la mensajera del progreso y civilización de los pueblos; porque disponiendo por donde quiera los elementos constitutivos de la riqueza elemental de ellos, se atrae masas pobladoras, que las ensanchan y vigorizan, convirtiendo a las poblaciones raquíticas y casi sin vida, en verdaderos emporios de riqueza, que entran desde luego a tomar puesto entre los pueblos más adelantados».

Cinco años más tarde, José Antonio Torrealba Gutiérrez junto con E. Moreno crea, el 14 de septiembre de 1891, El Heraldo, un periódico que vería la luz «… cuantas veces pueda en el mes», distribuido en cuatro páginas con informaciones de intereses generales. El Heraldo correría con la misma suerte que Brisas del Llano, sólo circulará en el año de 1891. Posteriormente, en 1903, funda en la ciudad de Barinas, El Restaurador, vocero político que apoyaba la candidatura del General Cipriano Castro, el cual circularía hasta el año de 1904, cuando Torrealba Gutiérrez inicia la redacción en Barinas de un nuevo periódico llamado El Barinés, editado, aunque con diversas interrupciones, por un lapso de dos años. Será éste, el último periódico dirigido por José Antonio Torrealba Gutiérrez, quien falleció en la ciudad de Barinas el 25 de septiembre de 1908.

Lejos de hacer un estudio biográfico, el recorrido, -a vuelo de pájaro-, de la vida de Ángel María Nieves y José Antonio Torrealba Gutiérrez, nos confirma la trascendencia de estos dos personajes en la historia del periodismo barinés, al ser ellos, unos constantes y asiduos periodistas, que confiaban y comprendían la importancia de la prensa en la transformación de los pueblos.

En algún lugar de la Ciudad de las estatuas, 27 de junio de 2010. / 09:29 pm.

Anuncios

Acerca de proyectodelaluzsh / Samuel Hurtado

Licenciado en Historia Cum Laude por la Universidad de Los Andes (2007) y Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural por la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (2009). Ganador de Concurso Nacional Historia de Barrio Adentro capítulo Barinas con el trabajo: La Juventud, un periódico obispeño a fines del siglo XIX. Ganador del Concurso Juvenil “Conoce y Evalúa tú Patrimonio Inmaterial” convocado por La Unión Latina y La Unesco, capítulo Venezuela (2010) con la investigación: Las Panelas de La Luz: dulce tradición del llano barinés. Autor de Carlos Colmenares y el arte de esculpir: catálogo de sus obras y fuentes para su estudio publicado en el año 2008. Ha publicado en revistas nacionales e internacionales. Actualmente cursa la Maestría en Historia de Venezuela por la Universidad de Los Andes-Mérida y se desempeña como Jefe de la Unidad de Patrimonio Cultural de la Coordinación de Cultura de la Secretaría Ejecutiva del Poder Popular para la Cultura, Turismo y Deportes de la Alcaldía Bolivariana Socialista de Barinas.
Esta entrada fue publicada en देस्दे मी पुंटो दे vista. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s