Un Barinés al Servicio de Dios y la Independencia: Ramón Ignacio Méndez


Ramón Ignacio Méndez. Colección Palacio Arzobispal de Caracas

Samuel L. Hurtado C.// Departamento de Patrimonio del IAMCYPA

El grito de lucha por la Independencia y la libertad iniciado en Caracas el 19 de Abril  de 1810  generó un revuelo en todos los sectores de la sociedad de entonces.  Como es bien sabido, Barinas se une a dicho proceso el 5 de Mayo, fecha significativa en la cual se establece una Junta de Gobierno conformada por 12 miembros. Como era de esperar, tales sucesos generaron un desorden, conmoción y divergencias en los representantes de la Iglesia Católica, algunos a favor, otros en contra de la gesta emancipadora. No obstante, números sacerdotes se sumaron al proceso independentista  e incorporaron a sus sotanas los fusiles y con lanzas en la mano marcharon a los campos de batalla.

Uno de ellos, fue el presbítero Ramón Ignacio Méndez, quien se convertirá en 1828 en el tercer Arzobispo de Caracas y Venezuela. Había  nacido en la ciudad de Barinas el 31 de mayo de 1775, hijo del capitán  Diego Méndez Traspuesto y de Gertrudis de la Barta. Doctor en Derecho Civil y Eclesiástico formado en el Seminario de Santa Rosa de Lima de Caracas, recibió en Mérida las primeras órdenes sagradas y en 1797, el obispo Juan Antonio Viana   le ordenó de presbítero en Caracas. Teniente de vicario y cura de Barinas  en 1801, vicario y cura en propiedad al año siguiente, fue provisor y vicario general de la diócesis de Mérida en 1803, profesor de cánones  en el Seminario de San Buenaventura (1803) y rector del Seminario (1805-1809).  Conformó  la comisión que en octubre de 1810 llegó a Barinas desde Caracas para “cumplimentar” a la Junta de Barinas, y contribuir a “estrechar los vínculos entre ambas provincias”.

Ramón Ignacio Méndez no solo se destacó por firmar en representación de la población de Guadualito el Acta de la Independencia el 5 de julio de 1811, sino que contribuyó incansablemente en el proceso independentista.  Aunque sufrió el destierro en 1812 al producirse la perdida de la primera república. Al año siguiente se suma  a la Campaña Admirable, en la que tiene destacada participación reconocida por el mismo Bolívar.  Entre 1814 y 1816 se interna completamente en los llanos de Casanare,  participando activamente  bajo las órdenes de Páez en las acciones de Trinidad de Arichuna, batalla de El Yagual y toma de Achagua. En 1819 asiste en representación de Barinas al Congreso de Angostura y con la misma representación al Congreso Constituyente de Cúcuta en 1821. Posteriormente además de sus ocupaciones religiosas, se desempeña como  senador en los Congresos de la Gran Colombia entre 1823 hasta 1826, año en que fue expulsado de la Cámara  por haber abofeteado al senador Diego Fernando Gómez durante una acalorada discusión, siendo llamado al año siguiente a ocupar la silla arzobispal de Caracas.

Corazón de Ramón Ignacio Méndez. Catedral de Nuestra Señora del Pilar y Zaragosa. Barinas. Fotografía Xiomara Ortega, mayo 2010

En 1830 se niega a jurar la constitución de Valencia con la cual es desmembrado el proyecto de la “Gran Colombia” ideado por el Libertador  y se opone a la Ley del Patronato, razón por la cual es expulsado del país y privado de su autoridad. Dos años después regresa a Caracas, pero en 1826 es nuevamente víctima del destierro por desconocer  la Ley de Patronato. Muere en Bogotá el 6 de agosto de 1839 y el 16 de diciembre de 1942, sus restos son trasladados al Panteón Nacional en Caracas.  Como legado, su corazón permanece entre nosotros en la Catedral de Nuestra Señora de El Pilar y Zaragoza, recordando que la lucha por la Independencia aún continua.

Anuncios

Acerca de proyectodelaluzsh / Samuel Hurtado

Licenciado en Historia Cum Laude por la Universidad de Los Andes (2007) y Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural por la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (2009). Ganador de Concurso Nacional Historia de Barrio Adentro capítulo Barinas con el trabajo: La Juventud, un periódico obispeño a fines del siglo XIX. Ganador del Concurso Juvenil “Conoce y Evalúa tú Patrimonio Inmaterial” convocado por La Unión Latina y La Unesco, capítulo Venezuela (2010) con la investigación: Las Panelas de La Luz: dulce tradición del llano barinés. Autor de Carlos Colmenares y el arte de esculpir: catálogo de sus obras y fuentes para su estudio publicado en el año 2008. Ha publicado en revistas nacionales e internacionales. Actualmente cursa la Maestría en Historia de Venezuela por la Universidad de Los Andes-Mérida y se desempeña como Jefe de la Unidad de Patrimonio Cultural de la Coordinación de Cultura de la Secretaría Ejecutiva del Poder Popular para la Cultura, Turismo y Deportes de la Alcaldía Bolivariana Socialista de Barinas.
Esta entrada fue publicada en Departamento de Patrimonio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s